Navegando por: Inicio » Agencias de la ONU en Ecuador » ONUSIDA

ONUSIDA

ONUSIDA fue creado por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas en 1994. En su directorio participan 22 gobiernos, las agencias de ONU, y actores de la sociedad civil, incluidas personas que viven con VIH. Tiene su sede Ginebra, y cuenta con equipos a nivel regional y de país.

ONUSIDA aúna sus recursos y los de sus co-patrocinadores ACNUR, Banco Mundial, OPS/OMS, OIT, ONUDD, ONUMUJERES, PMA, PNUD, UNESCO, UNFPA, UNICEF, FAO y OIM, a fin de unir al mundo en la eliminación del sida.

ONUSIDA potencia la respuesta multisectorial al VIH/Sida de gobiernos, sociedad civil y cooperación internacional. Busca consolidar una autoridad nacional, un plan estratégico y un sistema de monitoreo y evaluación para esta respuesta. Difunde información estratégica sobre VIH, para incidir en medidas políticas y programáticas que permitan alcanzar metas y resultados en derechos humanos, salud y desarrollo.

La visión de ONUSIDA al 2015 es llegar a Cero nuevas infecciones por VIH, Cero muertes por VIH y Cero discriminación por VIH.

ONUSIDA se enfoca en el acceso universal a la prevención, tratamiento, atención y apoyo a la población en asuntos de VIH/Sida, para el logro del ODM 6, y de los siguientes objetivos para el 2015:

  • Reducir a la mitad la transmisión sexual del VIH, incluyendo jóvenes, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, y personas en trabajo sexual.
  • Eliminar la transmisión materno – infantil del VIH, y reducir a la mitad la mortalidad materna relacionada con el sida.
  • Prevenir todas las nuevas infecciones por el VIH entre usuarios de drogas.
  • Proveer de acceso universal a terapia antirretrovírica para las personas que viven con el VIH que son elegibles para recibirla.
  • Reducir a la mitad las muertes por tuberculosis en personas que viven con VIH.
  • Incluir en las estrategias de protección social nacionales a las personas que viven con el VIH y a los hogares afectados por el virus, quienes además tienen acceso a servicios de atención y apoyo esenciales.
  • Reducir a la mitad el número de países con leyes y prácticas punitivas en torno a la transmisión del VIH, el comercio sexual, el consumo de drogas o la homosexualidad, que bloquean las respuestas efectivas.
  • Eliminar en la mitad de los países que las imponen las restricciones en la entrada, estancia y residencia relacionadas con el VIH.
  • Abordar las necesidades relacionadas con el VIH de mujeres y niñas en, al menos, la mitad de las respuestas nacionales al VIH.
  • Alcanzar tolerancia cero con la violencia de género.